Mitos de la provincia de Alicante: el Barranco de la Encantada

Cuenta la leyenda…

… que una hermosa joven (porque en las leyendas las mujeres son hermosas o son horribles, sin término medio) se enamoró de un joven príncipe cristiano y…

Ah, no. No era esto lo que quería contar, me he confundido con otra historia. Voy de nuevo. 

Mejor ubicar primero el paraje donde sucedió todo. Planes de la Baronía, comarca del Condado de Cocentaina; un sitio precioso cuajado de valles, montañas, cerezos y la magia del agua.

 

Planes está a tan solo 33 minutos de Casa Rural Taíno. 

Casa Rural Taíno se halla ubicada en un sitio clave para, desde allí, conocer una gran variedad de espacios naturales, pueblos con historia y festividades populares.

 
La leyenda 

Se cuenta que, antes de partir al exilio,  los sarracenos de estos valles secuestraron y encantaron a una dama para que custodiara los tesoros que ocultaron  en una cueva del barranco que lleva las aguas del Río de Planes al Río de Alcoy (Serpis). 

Esta doncella sale de la cueva cada cien años; por lo que se podría deducir que es una misántropa. O no es sus decisión, ya que al seguir cautiva del encantamiento, no le queda más remedio que esperar con suma paciencia el único día en un siglo en el que le está permitido salir.  Para colmo,  se afirma que vuelve a su encierro el mismo día. Entonces, mucho tiempo no tiene para disfrutar del aire libre. Su destino, aún con el mejor ánimo, se percibe cruel.

 

La secuela de la leyenda

Un labrador una vez encontró a la doncella en uno de esos días centenarios.  Vio una bella mujer de mirada ausente; contempló  cómo peinaba su largos cabellos con un peine de oro.

Ella  lo vió y dejó de pienarse. A continuación le preguntó: «¿qué deseas más, esta peineta de oro o a mi?». El labrador contestó que prefería la peineta. Parece ser que primaba el hambre sobre la lujuria.

Entonces ella le dijo: «¡siempre serás desdichado!. En aquellos peñascos de allá arriba tengo un palacio encantado. Jamás serás feliz. Si me hubieras elegido, la fortuna que tengo allí habría sido para nosotros dos».

Al despuntar los rayos del sol, la hermosa mujer desapareció dejando al labrador solo y apesadumbrado.

 

 

Ahora solo queda disfrutar de tan espléndido barranco enclavado en un sitio que ofrece muchas otras maravillas.

Barranco de la Encantada
Si te animas a utilizar el botón de de la derecha, encontrarás un pequeño anticipo de la belleza en la que, si lo deseas, podrás sumergirte.

 

Scroll al inicio